Feng Shui

El Feng Shui es una disciplina de origen chino que practicaban los antiguos geomantes taoístas: un sistema de conocimiento que permite reconocer en nuestro entorno inmediato los lugares más favorables para el desarrollo de la vida y sus actividades.

     Feng Shui, es un sistema que permite enlazarse con los movimientos y cambios cíclicos de la naturaleza, con los influjos celestes y terrestres de un lugar concreto para lograr una vida plena.

     Hace solo unas décadas la mayoría de la gente vivía en el campo, en contacto directo con los elementos, y la relación hombre-Naturaleza era muy fácil, casi todo el mundo sabía por donde salía el sol, en qué fase estaba la luna o si se avecinaba lluvia, en verano se interactuaba con el calor, en invierno con el frío y la casa servía poco más que para dormir. En cambio, hoy en día pasamos mucho tiempo entre paredes, estamos dentro de edificaciones como nuestra vivienda, oficina o lugar de trabajo, etc., y hemos perdido nuestro antiguo vínculo con la naturaleza.

     El Feng Shui trata de la interacción entre las personas y el entorno, somos parte del medio ambiente, intercambiamos continuamente oxígeno y emisiones solares a través de la respiración y la piel, oligoelementos y vitaminas con la alimentación, etc. Aunque hoy en día la tecnología facilita enfriar el espacio, calentarlo, iluminarlo en la noche, oscurecerlo en el día… la relación que tenia nuestro cuerpo con la Naturaleza se ha vuelto un poco caótica, el patrón natural se ha roto. Así, el interés actual por el Feng Shui, parte de la idea de la filosofía oriental de que lo que nos rodea puede estar muy ligado a lo que podamos hacer en la vida, y que algunos entornos o elementos relacionados con nuestra casa nos pueden ayudar o no en lo que hagamos o queramos.